Guisantes, hierbabuena y trampas cromáticas

Estos días de vacaciones le he pegado un buen repaso al huertico. Aparte de deshacerme de los moribundos, he replantado, adquirido nuevas especies y saneado un poco todo.

Las nuevas adquisiciones vienen para aportar un estupendo olor, ahuyentar a los bichos -o eso parece, que son buenas para ello- y sobre todo, para aromatizarnos los mojitos (cuñada, ya puedes venir cuando gustes). Se trata de una planta de hierbabuena y otra de menta.

La hierbabuena parece ser que es una planta invasora, que aguanta de todo, así que de la misma le he arrancado una parte y la he trasplantado, a ver si así tengo el doble… todo sea que no me quede nada por la burrada, pero a ver.

Qué estupendo olor suelta la hierbabuena.

Qué estupendo olor suelta la hierbabuena.

Hierbabuena trasplantada, a ver si agarra.

Hierbabuena trasplantada, a ver si agarra.

Hojas de menta, para el té o para el mal aliento...

Hojas de menta, para el té o para el mal aliento…

He puesto cada una de las tres en una zona diferente del huertico para repartir su olor y sus propiedades anti bichos.

En cuanto a las nuevas siembras, he puesto unos guisantes, un par de macetas de perejil y he replantado unas judías verdes, a ver si soy capaz de mejorar el primer intento.

Perejil, para imitar a los programas de Canal Cocina.

Perejil, para imitar a los programas de Canal Cocina.

Y en cuestiones de saneamiento he hecho varias cosas: la primera, limpiar las plantas de pulgones varios y rociarlas de un desinfectante ecológico, a ver si desaparecen ya los mierdibichos, especialmente los que tienen las acelgas en la parte posterior de las hojas, que me tienen hasta las narices.

Bichos cabrones de la acelga, haciéndose pasar por granos de sal.

Bichos cabrones de la acelga, haciéndose pasar por granos de sal.

La otra medida ha sido la de poner trampas cromáticas. Me he sentido cual cazador de osos pero en versión mini. Lo había visto en el canal de La huertina de Toni, y como aplico casi todo lo que él comenta, pues allá que me he animando con esto también.

Al parecer, a casi todos los bichos que atacan las huerticas les tira el color amarillo (ya veis, son como toros, pero más pequeños y atraídos por otro color, pero lo mismo), así que he puesto un par de objetos amarillos, uno de ellos lleno de agua con un poco de jabón y el otro bien pringoso de aceite, y ¡oye, funciona! Al poco rato ya había cadáveres por doquier. Con tanta presa, no sé si despellejarlos y vender sus pieles para hacer alfombras y rebecas, o quemarlos en algún tipo de ritual, ya veré. Pero de momento, parece que funciona.

Trampa cromática: la mazorca asesina.

Trampa cromática: la mazorca asesina.

Trampa cromática: el plato mortífero.

Trampa cromática: el plato mortífero.

Para cerrar, he hecho unas fotos de cómo queda el huertico después de estas actividades varias. Cómo van las escarolas, ¿eh?

Cebollas, puerros, menta, hierbabuena, ajos, acelgas, guisantes, habas y judías verdes.

Cebollas, puerros, menta, hierbabuena, ajos, acelgas, guisantes, habas y judías verdes.

Semilleros de cebolla y puerro, escarolas y perejil.

Semilleros de cebolla y puerro, escarolas y perejil.

Hierbabuena, acelgas, escarolas, rábanos y espárragos.

Hierbabuena, acelgas, escarolas, rábanos y espárragos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s