Peral germinado y siembra de mandarino

Tan sólo ocho días después de plantar la semilla de peral, ya tenemos esta pequeña planta creciendo a buen ritmo. Igual ha sido por intentar seguir la estela de las lentejas que tiene al lado, pero el caso es que ha surgido con fuerza hace dos días y no para de estirar. De hecho, si os fijáis, sigue teniendo la semilla (típica pipa) en la punta.

Plantita de peral. A ver si echa frutos en un par de días.

Plantita de peral. A ver si echa frutos en un par de días.

Las semillas de limón que puse el mismo día que las de pera aún no han asomado y siguen en su yogurt con tapa de servilleta húmeda. Seguimos a la espera. Y para que no se sientan mal por ser las últimas de la clase, les acabo de poner unas compañeras en forma de pipos de mandarina. A ver si así se animan y asoman rápido. Y el verano que viene, macedonia casera…

Semillas de mandarino. ¡A germinar se ha dicho!

Semillas de mandarino. ¡A germinar se ha dicho!

Por último, nueva imagen de las lentejas, que nos tienen acojonados por el tamaño que están cogiendo y la velocidad a la que crecen. Esta mañana, cuando he ido a ver cómo iban, he tenido que ahuyentar a toda una comunidad de chimpancés que se habían instalado en las lentejas a vivir. Lo que me ha costado… claro, que leyendo en internet sobre evolución de las plantas de lenteja, he leído, textualmente, segar las lentejas con una guadaña (y no es coña), así que vete tú a saber en qué acaba esto.

Así lucían ahora.

Secuolentejas gigantes del Himalaya.

Secuolentejas gigantes del Himalaya.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s