Siembra de espinacas, rúcula y patatas

Después de un par de fines de semana de lluvias, en los que no he podido meter mano en el huertico, al fin hoy he tenido tiempo y condiciones para darle un buen meneo.

Aparte de recoger y tirar las plantas de habas, judías y guisantes que ya habían hecho su función, y de descartar una planta de sandía y otra de calabacín que no han soportado tanta agua como ha caído estos días, he podido sembrar alguna que otra cosa.

En garrafas de plástico de 5 litros he sembrado por un lado rúcula y por otro espinacas. Mi idea con la rúcula es ir plantando cada dos semanas, ya que en teoría en unas seis puedes estar cosechando, de manera que vayamos teniendo de continuo.

Siembra de espinacas, a ver si nos ponemos como Popeye.

Siembra de espinacas, a ver si nos ponemos como Popeye.

Y aquí la rúcula.

Y aquí la rúcula.

Por otro lado he plantado un par de patatas que tenían ya más raíces que yo qué sé. He usado una de las bolsas de plástico que cubren los sacos de sustrato y que al ser transparentes dejan entrar la luz. Espero que no se acaben desintegrando con el sol y el agua, pero ya veremos…

Dos patatuelas instantes antes de ser enterradas.

Dos patatuelas instantes antes de ser enterradas.

También he trasplantado unos pimientos, pero como se me ha olvidado hacerles fotos ya les dedico otro post en unos días.

Por último, he hecho el aclareo de la última siembra de lechugas, escarolas y albahacas. Os enseño cómo va todo lo que está en el semillero:

Las primeras lechugas que ya están para trasplantar.

Las primeras lechugas que ya están para trasplantar.

Segunda tanda de lechugas, escarolas y albahaca. Es increíble cómo huele esta última incluso siendo así de enana.

Segunda tanda de lechugas, escarolas y albahaca. Es increíble cómo huele esta última incluso siendo así de enana.

Las tomateras, algunas casi para trasplantar, otras más lentillas.

Las tomateras, algunas casi para trasplantar, otras más lentillas.

Y los pimientos, aún les queda tiempo.

Y los pimientos, aún les queda tiempo.

Ah, y quería enseñaros también cómo va el aguacate, ese que tiene más raíces que una secuoya de Yellowstone. Después de separarse la parte superior, por fin han asomado recientemente un par de tronquillos (o como se llamen…). Pinta a que lo siguiente será que echen hojas.

EL aguacate echando su planta hacia arriba, por fin.

El aguacate echando su planta hacia arriba, por fin.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s