Cosecha de pimientos y puerros

Hace un calor infumable. Eso es así. Pero aunque muchas de las plantas están sufriendo de lo lindo con estas temperaturas, otras parece que estén hechas para ponerse a tono con semejante calorina.

Por ejemplo, las tomateras parece que lo llevan bastante bien, porque las cuatro plantas tienen algún ejemplar ya asomando.

Tomatera 1: rechoncho tomate

Tomatera 1: rechoncho tomate

Tomatera 2: un par de ejemplares pequeños

Tomatera 2: un par de ejemplares pequeños

Tomatera 3: el campeón.

Tomatera 3: el campeón.

Las judías verdes también parece que lo llevan bien con tanto calor, y alguna otra como la albahaca o la calabaza. Al resto le cuesta más.

Las calabazas siguen creciendo bastante rápido.

Las calabazas siguen creciendo bastante rápido.

Las judías verdes, firmes y creciendo con buen color.

Las judías verdes, firmes y creciendo con buen color.

Esto es lo que le pasa a una lechuga si no la cosechas a tiempo.

Esto es lo que le pasa a una lechuga si no la cosechas a tiempo.

La última planta de pimiento que trasplanté parece que va bien.

La última planta de pimiento que trasplanté parece que va bien.

El resto de plantas lo llevan como pueden...

El resto de plantas lo llevan como pueden…

Y ahora vienen las dos cosechas del día, que además suponen estreno en ambos casos.

Por un lado, tres puerrillos. Hay bastantes, pero como no tenía ni idea de si estarían buenos o no, pues he sacado solo tres a ver qué tal. Pequeños por falta de espacio (llené bastante las macetas) pero con un color estupendo. Los hemos preparado en un revuelto con trigueros y estaba de escándalo.

Nuestros tres primeros puerros. Un color precioso.

Nuestros tres primeros puerros. Un color precioso.

El revuelto de trigueros y puerros, de coña.

El revuelto de trigueros y puerros, de coña.

Y por otro lado he tenido que recoger los dos primeros pimientos de padrón porque ya llevaban varios días con un tamaño como para ser recogidos. He intentado esperar a alguno otro que viene detrás, pero frente a la opción de que se pasaran o algo, me he decidido a cortarlos.

Los he hecho fritos con un poco de sal. Y nos los hemos rifado Cris y yo a modo de ruleta rusa (unos pican y otros nooooonnnnn….). Sólo os diré una cosa: uno de los dos picaba como el mismo demonio. Y el mío estaba exquisito ;)

Los dos pimienticos de padrón.

Los dos pimienticos de padrón.

Y aquí listos para la cata.

Y aquí listos para la cata.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s