Trasplantando los experimentos

Este fin de semana, con la hez de tiempo que ha hecho, no nos ha dado mucha cancha con el huertico, la verdad. He empezado a preparar el goteo de cara a la Semana Santa que estaré fuera y he aprovechado con Alex para trasplantar sus experimentos.

Han crecido muy rápido y estaban, las cuatro que quedaban por trasplantar, empujando con las raíces para salirse de sus semilleros, así que un cambio de tiesto les vendrá bien.

Las cuatro plantas pendientes de ser trasplantadas.

Las cuatro plantas pendientes de ser trasplantadas.

Lo curioso del asunto es que hay dos plantas que no somos capaces de identificar… según la foto de abajo, tenemos a la izquierda una planta de calabaza, en el centro y delante una de guisantes, y las otras dos son las que no sabemos cuáles son. Según Alex, la de la derecha es soja, mientras que la de atrás nos tiene desconcertados. Así pues, en las etiquetas hemos escrito: calabaza, guisante, soja y planta misteriosa. Si algún día de frutos, ya veremos de qué se trata ;)

Los cuatro experimentos en sus macetas nuevas.

Los cuatro experimentos en sus macetas nuevas.

 

 

 

Anuncios

Relleno puerros y experimentos de las peques

Este fin de semana ha tocado seguir con labores de mantenimiento. Sí se nota que el solete va ayudando a que las plantas trasplantadas hace tiempo (puerros, cebollas) cojan buen ritmo de crecimiento y que el semillero de primavera esté desbocado, pero por lo demás, poca tarea estas últimas semanas.

Como decía, los puerros están creciendo rápido desde que los trasplanté, así que ha tocado cubrirlos con una nueva capa de sustrato para mantener tapada la mayor parte posible y así favorecer que se blanqueen lo máximo posible.

Puerros a punto de ser rellenados con más sustrato.

Puerros apunto de ser rellenados con más sustrato.

Una planta invitada que ha crecido entre los puerros y que he procedido a arrancar.

Una planta invitada que ha crecido entre los puerros y que he procedido a arrancar.

También le he hecho un primer aclareado al semillero de primavera, para ir seleccionando las plántulas más pintonas y que las demás no les quiten el agua y el alimento. Como podéis ver, el semillero está de fiesta, especialmente por los calabacines, las calabazas y las sandías, que están como árboles, en breve pidiendo el trasplante.

Bosquecillo semilleril.

Bosquecillo semilleril.

Por último, hemos sembrado unas cuantas plantas que les han germinado a las peques, siguiendo el experimento de la semana pasada. Algunas son una pasada ver cómo evolucionan a través del cristal con cuatro gotas de agua, ¡es genial!

Los dos vasos con las semillas germinadas.

Los dos vasos con las semillas germinadas.

Y aquí en su nuevo hábitat hasta que se desarrollen un poco más.

Y aquí en su nuevo hábitat hasta que se desarrollen un poco más.

 

Traslado del aguacate y germinado de manzanas

Ya tocaba. El aguacate desarrollado pedía a gritos un cambio de envase, para evitar que su raíz se convirtiera en un pie de geisha. Está creciendo a tal ritmo que ya había tocado fondo (literal, no metafísicamente) y se empezaba a curvar. Nada más sencillo que satisfacer sus deseos: recortar una nueva botella más arriba, rellenarla de agua y chop, en un segundo tenía un nuevo hábitat en el que seguir desarrollando su gran raíz.

Ahora sólo queda que salga la planta hacía arriba, que queremos un árbol y no un taladro natural…

Raíz del aguacate comprimiéndose rollo .zip

Raíz del aguacate comprimiéndose rollo .zip

La raíz, que parece un palillo más, como dice Cris.

La raíz, que parece un palillo más, como dice Cris.

Aguacate feliz en su nuevo vaso.

Aguacate feliz en su nuevo vaso.

Por otro lado, he puesto a germinar unas semillas de manzana, que el día de la pera y el limón no me quedaban. Esta vez, en lugar de directamente en la tierra, he tirado por el método de la servilleta: se pone una de base, se colocan las semillas separadas, se coloca otra servilleta encima y se empapan. En unos días veremos si germinan y en ese momento las pasaré a un vasito de yogur.

Semillas de manzana germinando, arropadicas con sus servilletas.

Semillas de manzana germinando, arropadicas con sus servilletas.

Por último, ¿os acordáis de las lentejas sobrantes del enraizante y que planté hace tres días? Pues están como locas, levantando la tierra y con ganas de mambo.

Si un bosque de pinos es un pinar, y uno de hayas es un hayedo, ¿el de lentejas cómo se llama, lentejar o lentejedo?

Si un bosque de pinos es un pinar, y uno de hayas es un hayedo, ¿el de lentejas cómo se llama, lentejar o lentejedo?

Más experimentos y siembra

Hoy he dedicado un rato a experimentos varios en el huertico, casi todos sacados de La huertina de Toni.

Lo primero que he conseguido, después de dos intentos fallidos, es hacer germinar unas lentejas para hacer un enraizante natural. Los dos primeros intentos acabaron en fiasco poniendo las lentejas en agua y tapándolas con un paño. Al cabo de una semana no sólo no habían germinado, sino que la peste a muerto que echaban era infumable.

El tercer intento ha sido basándome en otros vídeos de youtube, por los que sólo había que dejar a remojo una noche las lentejas (como para cocinarlas), quitarles el agua y dejarlas húmedas al solete. Así, en dos días estaban bien germinadas.

Lentejas germinadas, Listas para ser trituradas.

Lentejas germinadas, Listas para ser trituradas.

El siguiente paso ha sido batirlas con un poco más de agua y mezclar la leche resultante con más agua (proporción de 10 a 1 entre agua y leche lentejosa). El resultado es un enraizante natural que ya iba demandado la piña y algún que otro plantón trasplantado.

Es importante no duchar a los niños con esto, que si no echan raíces y no hay quien los eche de casa cuando cumplan una edad…

¿MIlk shake? No, batido de lentejas para las plantas.

¿MIlk shake? No, batido de lentejas para las plantas.

Luego he pasado a los nuevos experimentos de regeneración y siembra.

Por un lado he puesto un par de zanahorias para tratar de regenerarlas desde el muñoncete de la cabeza (joer, ¿cómo se llamará esa parte de la zanahoria?). En fin, tan sencillo como ponerlas en un cuenco con un poco de agua, la justa para que no llegue a taparlas por completo. El resultado, a expensas de que salgan o no, no puede ser más simpático. Mirad fijamente la foto durante 10 segundos y tratar de no reíros…

¿No parece un simpático ser? Sus ojos te vigilan...

¿No parece un simpático ser? Sus ojos te vigilan…

Con unas pocas lentejas germinadas he preparado otro semillero en un tetra brick, a ver si crecen y se hacen planta de lentejas (joer de nuevo, ¿cómo se llama la planta de las lentejas?). Un poco de tierra y un buen riego como siempre.

Por último, he plantado semillas de limón y de pera. En ambos casos, he sacado y limpiado bien las semillas de la fruta, las he abierto un poco con ayuda de un cuchillo y las he plantado en unos vasos de yogur. Encima he colocado una servilleta húmeda, para que retengan mejor el agua y el calor.

De limón van cinco semillas, pero en la pera sólo había una miserable pipa, así que no sé si habrá suerte o no. El caso es probar.

Una semilla de pera y cinco de limón. ¿Tendremos frutales algún día?

Una semilla de pera y cinco de limón. ¿Tendremos frutales algún día?

Pues esto es lo que ha dado un ratillo de la tarde de hoy.

Aprovecho y os enseño cómo van los otros experimentos que hemos ido haciendo.

La piña sigue bien hermosa y después de un mes del trasplante, parece que va bien. Hoy le ha caído riego con enraizante, a ver si eso le ayuda a seguir en forma.

Piña creciente.

Piña creciente.

Interior de la piña. Color verde y brotes sanos.

Interior de la piña. Color verde y brotes sanos.

Los aguacate llevan ritmos desacompasados. Uno de ellos ya ha terminado de abrirse por completo y está sacando una raíz que crece a un ritmo de un centímetro diario, así que pronto tocará trasplantarlo a maceta. El otro se va agrietando poco a poco, pero aún parece que no se anima a eclosionar y mostrarnos sus partes íntimas. Seguiremos esperando.

Aguacate Uno. ¡Raíces fuera!

Aguacate Uno. ¡Raíces fuera!

Aguacate Dos. A su ritmo.

Aguacate Dos. A su ritmo.

 Por último, os dejo una foto de familia de todos los experimentos, que andan compartiendo espacio y copando poco a poco los huecos que encuentro sin que Cris se de cuenta ;)

Foto de familia de los experimentos: aguacates, lentejas, piña, zanahorias, limones y pera.

Foto de familia de los experimentos: aguacates, lentejas, piña, zanahorias, limones y pera.

 

Reyes Magos y té de plátano

¡Vaya toalla! Parece que el huertico también se ha portado bien este año y los Reyes Magos le han dejado un par de regalos de gran utilidad.

El primero, un calendario hortícola, chulo chulísimo, con unas ilustraciones molonas y unas frases hortelanas. Como no podía ser de otra manera, ya está colgado y he aprovechado para anotarle en cada mes las plantas que toca sembrar, para que no se me pase ni una.

Calendario para no olvidar las fechas de siembra y apuntar hitos clave.

Calendario para no olvidar las fechas de siembra y apuntar hitos clave.

El segundo, una regadera metálica que se sale… y casi literalmente, porque es enorme ;)

Como una regadera...

Como una regadera…

Por otro lado, a raíz de otro de los vídeos de La huertina de Toni que tan trillado tengo, este fin de semana he elaborado un té de plátano, que al parecer es bueno para las plantas que están para echar flores o frutos por el chute de potasio que les mete. Eso lo leí tarde, y como no tengo ninguna en ese estado actualmente (ejem), pues se lo he echado a las habas, que tienen cara de que les mola el plátano.

La elaboración es muy sencilla…

Paso 1: zamparse cinco plátanos (no tiene que ser a la vez ni la misma persona) y trocear las pieles.

Las peladuras de cinco plátanos de Canarias.

Las peladuras de cinco plátanos de Canarias.

Paso 2: Echarlos en 1 litro de agua y hervirlo durante quince o veinte minutillos.

Hierve que te hierve...

Hierve que te hierve…

Paso 3: con un colador y un embudo, traspasar el té resultante a algún recipiente manejable. Mezclar el litro resultante con dos litros de agua.

El resultado que he usado para regar las habas.

El resultado que he usado para regar las habas.

Paso 4: regar las plantas que estén a punto de echar flores o frutos. Si no, echar a las habas, ellas lo agradecen todo.

Paso 5: masticar y engullir los trozos de cáscara de plátano. Este me ha costado más. Me siento a tope de potasio.

 

 

 

Trasplantando la piña

Dos meses después de haber preparado la piña para el experimento visto en La huertina de Toni, hoy me he decidido a trasplantarla a maceta. Hace unos diez días que empezaron a salirle raíces y hoy ya estaban de unos tres centímetros, más que suficiente (espero) como para soportar el trasplante y que aguanten.

El aspecto puede parecer un poco chungalí, pero las raíces están bien y el interior de la planta tiene unos brotes verdes bien sanotes, así que su aspecto exterior de planta homeless no ha conseguido engañarme para ver que está resana.

Piña con aspecto mustio y putrefacto, modelo Piña Walking Dead.

Piña con aspecto mustio y putrefacto, modelo Piña Walking Dead.

Esos pelánganos son las raíces.

Esos pelánganos son las raíces.

Brotes verdes en su interior.

Brotes verdes en su interior.

Tal y como explica Toni en su vídeo (pero con menos acento asturiano ;)), he arrancado algunas de las hojas exteriores más pochas, he llenado una maceta no demasiado grande de tierra y la he plantado tal cual. Un buen riego, y ahora a buscarle un hueco donde le de el solete y no haga frío. Ha quedado molona, ¿que no?

Ah, se me olvidaba. Como en esta casa le ponemos nombre a todo, la piña no podía ser menos, y después de mirarla a los brotes fijamente unos segundos, he visto claramente que tiene cara de llamarse Lucía. Bienvenida a casa.

Lucía la piña.

Lucía la piña.

Experimento con la piña y evoluciones varias

Después de un inicio trepidante en el huerto, con tanta siembra y trasplante, ahora ando algo más parado, simplemente observando cómo evolucionan las diferentes plantas, regando, y sospechando que la mitad no van a llegar a adultas. No sé yo…

El otro día vi en el canal de Youtube de La huertina de Toni (¡muy recomendable!) un experimento para replantar una piña, así que me he animado a probar y ya anda a remojo. Si queréis ver de qué va, podéis ver aquí el vídeo.

A saber qué sale de aquí, pero adornar ya adorna...

A saber qué sale de aquí, pero adornar ya adorna…

Por otro lado, hay algunas plantas que evolucionan favorablemente. A saber:

  • Los rábanos que planté a boleo directamente en una cesta (en lugar de pasar por el semillero) y que ya están el triple de altos que los que trasplanté hace unas semanas y que no pinta que vayan a llegar a rábano adulto de pleno derecho.
  • Los ajos, que ya muestran una verticalidad y salud muy destacable. Uno de los seis anda perezoso, pero parece que van adelante.
  • Las habas, que han tardado unos siete u ocho días en asomar el hocico, pero que ya despuntan. Planté tres grupos de dos semillas y han germinado todas, así que habrá que ir viendo cómo tiran para arriba.

De las judías verdes ni hablo, que me tienen la zona totalmente copada y pronto tendré que empadronarlas.

Las plantas de ajo tienen una pinta estupenda.

Las plantas de ajo tienen una pinta estupenda.

 

El bosque de rabanitos, ¡a saco!

El bosque de rabanitos, ¡a saco!

 

Las seis semillas de haba han germinado.

Las seis semillas de haba han germinado.