Trasplante de acelgas y escarolas, siembra de más zanahorias

Se cumple una semana desde que empezamos el proyecto hortícola casero, y he aquí la diferencia.

HACE UNA SEMANA:

IMG_2486

Semilleros hace una semana.

A DÍA DE HOY:

IMG_2524

Escarolas y acelgas trasplantadas a su sitio definitivo.

IMG_2525

Semilleros a día de hoy. Todo saliendo.

La diferencia es notable, y si hace 7 días me dicen que vamos a tener más verde que en el centro del Amazonas, no habría apostado ni medio euro por ello.

Ayer aprovechamos la visita de los abuelos para trasplantar las escarolas (12) a maceteros individuales y las acelgas (9), cuatro a macetas, cinco a un cajón de fruta adecuadamente acondicionado.

IMG_2521

Preparando el hogar de las escarolas.

IMG_2522

El cajón de las acelgas.

También plantamos un nuevo semillero de zanahorias y preparamos los pipos de dos aguacates con unos palillos y unas botellicas de agua.

IMG_2511

Pipos de aguacate a remojo hasta el día del juicio final.

De momento las peques siguen con ganas de salir a ver los avances, regar y ayudar a trasplantar, así que solo por eso ya merece la pena. Y si llegamos a comernos medio plato de acelgas o una zanahoria plantada por nosotros, ya sería la releche. De momento parece que va todo viento en popa, ¡¡así que seguiremos a tope con las planticas!!

Resumiendo esta intensa semana, tenemos:

  • Unas semillas de zanahoria que ya han empezado a salir. Son realmente finas, pero van bien.
  • Un nuevo semillero de zanahorias, para ir escalonando la siembra, y si salen, ir teniendo de forma progresiva.
  • Unas semillas de cebolla roja que también han empezado a asomar.
  • Unas semillas de puerro que esta mañana se han despertado con ganas de tomar el sol y apuntan sus verdes tallinos.
  • Unos brotes de rábano, los más rápidos al oeste del río Pecos, que ya miden unos 3 centímetros y se pelean por el espacio en el semillero.
  • Unas escarolas que ya hemos trasplantado a sus maceteros definitivos.
  • Unas acelgas que también hemos trasplantado a su espacio definitivo.
  • Unos brotes de espárrago que aún me tienen confundido en cuanto a próximos pasos.

Vamos, que no podría haber ido mejor la semana. ¡A ver la próxima!

Anuncios

Esto va despacio… ¡a por la siguiente!

Hoy ha llovido a saco, por primera vez desde que plantamos el domingo pasado. Por suerte, Los semilleros están bajo un alero del patio y no les cae mucha agua, no sea que se me ahoguen.

Ahora que ha pasado el subidón de los rabanitos (ojo colegas, que están todos como locos por crecer, y si no, mirad cómo van en la foto que hay abajo) me siento como vacío… y es que esto va muy despacio.

Total, que después de ver unos cuantos vídeos de La huertina de Toni (el fucking master de este tema) me he decidido a proceder con más cosas. Básicamente le voy a pegar a los ajos, que al parecer pueden ir bien sembrándolos ahora, y comenzar el laaaaargo proceso del aguacate.

Este mismo sábado hago un guacamole y aprovecho los pipos, matando dos pájaros de un tiro.

rabanos3

 

 

¡Brotan los rábanos!

¡Increíble pero cierto! ¡Los rabanitos asoman!

Cuando planté las semillas el domingo, apunté en un excel la fecha (para llevar control) y añadí el siguiente hito esperable, que debía ser la aparición de brotes, o si la cosa se daba mal, el intentar devolver el semillero usado en Fronda.

Cada hortaliza tiene un periodo de germinación diferente, pero los rábanos debían ser los más rápidos de la clase en asomar el morro. Según mis notas, a partir del 19.

¡Pero, oh, maravilla de la naturaleza! ¡Digna emulsión de la nada! ¡Los rabanicos han empezado a asomar!

Cuando los he visto esta mañana, sólo dos, casi me pongo a llorar. ¡Joer qué emoción! Ahí estaban, asomando tímidamente, intentando empujar la tierra con un titánico esfuerzo. ¡Vamos chavales, vamos!

Aprovechando que estaban pelín secos, he vuelto a regarlo todo, merecido premio.

A mediodía estaban ambos bien salidos de la tierra, en plan retador, rollo “a que te meto con mi rábano, panoli”, pero al llegar por la tarde, ¡¡madre de dios!! Habían asomado otros 3 o 4, ¡ole, ole, ole!

Hoy me voy a dormir con sensación de haberme realizado como persona, sabiendo que mis rabanitos están ahí, creciendo como titanes.

¿Debería ponerles nombre, o es demasiado encariñarse?

rabanos1 rabanos2

Primer día, ¿han venido los Reyes Magos?

Con esa sensación me he despertado, ¡¡y eso que es lunes!!

Lo primero que le he preguntado a Cris ha sido, ¿habrán salido mis plantas?

Ya sabía que no, pero aún así, a tope de ilusión.

Nada más desayunar he salido a verlas, claro, que no habían cambiado mucho desde la tarde anterior. Señor, dame paciencia…

Las he regado un poco porque las jodías (sí, jodías, no judías) se habían bebido todo el agua de ayer y pedían más a gritos. pues nada, será por agua.

A mediodía las he encontrado de nuevo secotas porque pegaba mucho el sol. Más agua.

Por la noche estaban húmedas, parece que ahora van bebiendo más despacio… como yo con las cervezas, por otro lado.

Empezando a sembrar

Nunca he sido muy de plantas. Incluso una vez conseguí matar una de plástico. Pero hace poco me ha dado la vena por montar un pequeño huerto urbano y comprobar si seré capaz de comer alguna verdura cultivada con mis propias manos.

Total, que después de ver ochocientos vídeos, leer tropecientos blogs, y aprenderme de memoria tecnicismo molones como “plantones”, “vermiculita” o “humus de lombriz”, ha llegado el día de empezar.

Y ese día ha sido hoy. Hemos pasado por el Fronda para hacernos con sustrato universal (al parecer con eso vale y no es necesario mezclar con fibra de coco ni humus de lombriz, al menos para las semillas), unos semilleros y varias semillas.

Entre las niñas, Cris y yo, hemos hecho acopio de lo que nos parecía que podría ser buen momento de cultivar. A saber: semillas de zanahoria, cebolla roja, rábanos y puerros, y plantitas ya algo crecidas (en semillero) de acelga, escarola y espárragos.

Con los espárragos creo que hemos pinchado en hueso, que he visto en algún sitio que tardan la leche en salir (¿será un sólo espárrago por planta?). Con las zanahorias creo que tampoco hemos acertado, porque por lo visto hay que dehjarlas en remojo una o dos horas antes de plantarlas. EL resto a saber.

Pero por algún sitio había que empezar, así que en plan Banzai, Alex y yo nos hemos puesto manos a la obra: hemos llenado de tierra los semilleros, así como los brics de leche y el bol de ensalada del Mc Donald’s (WTF!) que hemos limpiado y convenientemente perforado para el caso; hemos puesto las semillicas (un poco a huevo, 3 a 5 por semillero, salvo las judías, que son muy grandes), y finalmente hemos regado a conciencia (si algo me ha quedado claro, es que el agua es clave, que estén siempre bien empapuzadas) con nuestra botella-regadera casera.

Hemos tardado poco, lo hemos disfrutado, e incluso confieso que he pasado nervios con todo el trajín… ¿saldrá algo algún día, o esto va a ser un fiasco como una pianola? Ya veremos…

Este es el resultado.

IMG_2482 IMG_2486