Tormenta asesina

El jueves cayó en nuestra zona la tormenta definitiva. A las 8 de la mañana teníamos más agua que el pantano de San Juan, a las 11 nos poníamos de granizo hasta arriba y a las 8 de la noche otra buena ración de ambas cosas.

Mientras veíamos llover, o desde el trabajo sabiendo la que caía, sólo podía repetirme “mis tomateras, mis lechugas…”.

La tormenta se cebó con todo lo plantado, pero lo resultados fueron dispares. Mientras que las tomateras aguantaron bien por tener hojas pequeñas que no se quebraron, las lechugas y las plantas de judía parecía que hubieran sufrido el ataque de una ametralladora.

En cualquier caso, parece que todas las plantas han tirado para adelante. Duras que son las jodías.

Lechuga agujereada por la tormenta.

Lechuga agujereada por la tormenta.

Judías perforadas.

Judías perforadas.

Anuncios

Siembra judías, tomateras y pimientos

Sigo con la invasión de la terraza trasera. De las ocho filas que he planificado, ya llevo tres completadas, a base de esfuerzo, dejarme las manos y la ayuda de Alex. Ayer monté una fila de macetas con su riego para poner más tomateras y los pimientos que sembré hace tiempo, y que aunque no estaban muy crecidos en el semillero, ya no me veía aguantando más.

Segunda fila: de atrás hacia delante, 2 tomateras, 2 tomateras, 2 pimientos y 2 pimientos.

Segunda fila: de atrás hacia delante, 2 tomateras, 2 tomateras, 2 pimientos y 2 pimientos.

En la siguiente fila hemos plantado (esta vez ha sido Alex) unas cuantas judías: unas pocas que me ha regalado mi amigo Fernando y otras que me quedaban.

Tercera fila: toda de judías.

Tercera fila: toda de judías.

Como aún nos sobraba algo de tiempo, hemos aprovechado para sembrar una nueva tanda de rúcula (la anterior tiene tres semanas y va bien), unas semillas de lavanda (que no salieron las anteriores) y otras de… shit, no sé qué son… así que Alex las ha llamado, simplemente, “aromáticas”. Pues eso, unas aromáticas que hemos plantado también.

Detrás la rúcula, a la izquierda la lavanda y a la derecha la aromática irreconocible.

Detrás la rúcula, a la izquierda la lavanda y a la derecha la aromática irreconocible.

Aunque hacía algo de calor, lo he sobrellevado bien, ¡gracias al gorro hortelano que me han regalado mis compis de trabajo! ¡Muchas gracias!

¿Sombrero de hortelano o de ganadero?

¿Sombrero de hortelano o de ganadero?

PD: las fotos han quedado algo rarillas porque las ha hecho Martuchis con su móvil.

Crecimiento de las judías verdes

Tardaron su tiempo en asomar a través de la tierra, pero ahora temo que sean imparables y que cualquier día de estos, cuando menos me lo espere, se cuelen en casa por alguna ventana, nos atrapen y fagociten. Tengo miedo… y sólo tienen 11 días. ¿Serán judías verde de la variedad Gremlin?

judias_verdes

Empezando a sembrar

Nunca he sido muy de plantas. Incluso una vez conseguí matar una de plástico. Pero hace poco me ha dado la vena por montar un pequeño huerto urbano y comprobar si seré capaz de comer alguna verdura cultivada con mis propias manos.

Total, que después de ver ochocientos vídeos, leer tropecientos blogs, y aprenderme de memoria tecnicismo molones como “plantones”, “vermiculita” o “humus de lombriz”, ha llegado el día de empezar.

Y ese día ha sido hoy. Hemos pasado por el Fronda para hacernos con sustrato universal (al parecer con eso vale y no es necesario mezclar con fibra de coco ni humus de lombriz, al menos para las semillas), unos semilleros y varias semillas.

Entre las niñas, Cris y yo, hemos hecho acopio de lo que nos parecía que podría ser buen momento de cultivar. A saber: semillas de zanahoria, cebolla roja, rábanos y puerros, y plantitas ya algo crecidas (en semillero) de acelga, escarola y espárragos.

Con los espárragos creo que hemos pinchado en hueso, que he visto en algún sitio que tardan la leche en salir (¿será un sólo espárrago por planta?). Con las zanahorias creo que tampoco hemos acertado, porque por lo visto hay que dehjarlas en remojo una o dos horas antes de plantarlas. EL resto a saber.

Pero por algún sitio había que empezar, así que en plan Banzai, Alex y yo nos hemos puesto manos a la obra: hemos llenado de tierra los semilleros, así como los brics de leche y el bol de ensalada del Mc Donald’s (WTF!) que hemos limpiado y convenientemente perforado para el caso; hemos puesto las semillicas (un poco a huevo, 3 a 5 por semillero, salvo las judías, que son muy grandes), y finalmente hemos regado a conciencia (si algo me ha quedado claro, es que el agua es clave, que estén siempre bien empapuzadas) con nuestra botella-regadera casera.

Hemos tardado poco, lo hemos disfrutado, e incluso confieso que he pasado nervios con todo el trajín… ¿saldrá algo algún día, o esto va a ser un fiasco como una pianola? Ya veremos…

Este es el resultado.

IMG_2482 IMG_2486